Banner
 
Banner
Red Purple Black
You are here: Home Home Columnistas Invitados Anticrisis Artículo UN MUNDO GOBERNADO POR LA ANOMIA

UN MUNDO GOBERNADO POR LA ANOMIA

PDFImprimirE-mail

 

Muertes, asesinatos, violaciones, disturbios, quemas, asaltos, robos, corrupción, secuestros, pornografía, drogadicción: Productos de la anomia.

AgenciaPress Noticias.- En los últimos años, y cada vez con más frecuencia estos hechos han venido en aumento desenfrenado y por ello nos preguntamos una y otra vez ¿por qué, por qué?,…  y allí queda la repuesta, muda, simplemente no hallamos respuesta a estas acciones negativas cometidas por nuestros semejantes, ya sean del más alto al más bajo nivel sociocultural y económico de nuestra actual convivencia humana.

 

En nuestro país esto se ha convertido en el “pan de cada día”, porque ni siquiera ya tenemos pan a diario en nuestras mesas, pero sí en la TV, en los periódicos, la radio y en la internet las execrables noticias de esos hechos.

Y es que la sociedad, sobre todo la juventud, está asistiendo ahora a una suerte de inconsciencia y ceguera de valores, no consideraciones al prójimo, a la autoridad ni a la propiedad ajena y ni a lo espiritual. Clara muestra de ello son los acontecimientos ocurridos el jueves 25 de octubre pasado en la zona de La Parada y en el emporio comercial de Gamarra, ambos en el distrito de La Victoria de nuestra capital peruana, Lima, donde la insanía delincuencial atacó a las fuerzas policiales y asaltó a la propiedad privada de los establecimientos comerciales de La Victoria.

Según, artículos publicados en las páginas del internet, nuestra actual humanidad está en dos polos. En lo positivo y en lo negativo.

De allí que esos portales, a los que llamaremos espiritualistas, místicos o de sugerencia para buenos cambios, cuentan con información de estudios avanzados en los campos de la mente y la psiquis humana, así como con las manifestaciones espirituales adversas (negativas o luciferinas) que están invadiendo el campo áurico y espiritual de las débiles almas, de las inconsciencias divagantes en el vacío del espacio reservado para las cosas positivas de sus propias mentes.

Es debido a que esas mentes, personas y almas son presas de las malas influencias astrales que llegan desde el cosmos. Ahora dirán, ¿del cosmos?, ¿astrales? …, sí. Resulta que debido a los cambios planetarios ya por demás anunciados en los últimos meses, en el presente año (2,012), no se acabará la Tierra, ni cosas parecidas, lo que se acabará será un ciclo evolutivo e involutivo del mundo, de las mismas personas; los cambios se verán tanto en lo físico, psíquico y astral de nuestro planeta, de las mismas personas, unas más que en otras, paradójicamente muy pocos se darán cuenta de sus propios cambios en esos planos de su existencia.

Por el lado contrario, -el polo positivo- habrán cambios positivos, en las personas y en el planeta, que también pocos se darán cuenta de ello, pero los que se darán cuenta son aquellos que se han venido preparando para esta época, aquellos que se enrolaron a grupos de buena avanzada en lo espiritual y moral, en la de los buenos propósitos “para alcanzar -si se quiere- el cielo”, grupos como decir los antiguos lamas del Tíbet, los hinduistas, los esenios,  los evangélicos y tantas otras logias conocidas que preservan sus buenas costumbres espirituales (por no decir religiosas).

Esas malas influencias astrales y cósmicas comandadas por entes espirituales negativos (véase en internet y en libros), actúan inmaterialmente; no son físicos, son algo así como psicoplasmáticos o como  esporas que se introducen en la piel y en el cerebro de las personas que no tienen bien cimentado los valores, que no tienen una sólida moral y una elevada conciencia de su conducta, costumbres y situación espiritual con Dios y las buenas costumbres; de aquellos que no son lo suficientemente conscientes para conocer, sentir y propiciar el bien para preservarlos en sí mismos, dentro de ellos.

Las mentes diabólicas están operando a nivel astral y cósmico. Han  empezado su trabajo desde hace mucho tiempo, según las fuentes consultadas (Mensajes de ALAJE y otros entes espirituales positivos) dicen que cientos y hasta miles de años atrás vienen atacando a las personas, de la manera ya descrita, y como han encontrado campo “fértil” en esas personas, pues que mejor albergue que eso no hay, eso se llama anomia.

La pérdida de valores, de las normas, las leyes y códigos de comportamiento y actitudes positivas, esenciales para una vida normal y correcta, para una vida anhelada de paz y felicidad, no existen en ellos, por eso sus comportamientos son cegados, son totalmente negativos. Por ejemplo, aquellos que cometieron atrocidades,  cuando son rápidamente entrevistados y preguntados por los periodistas, dicen: “… no se qué me pasó”. “No sé… el diablo se me  metió”, "tuve una emoción violenta …”, etc., etc.

Otro ejemplo vemos en aquellos que practican la “Guija”, donde quedan atrapados por posesiones diabólicas incomprensibles y aterrantes.

La anomia se introduce en aquellas personas de manera  muy sutil, ya sea por los nuevos grupos o comunidades de costumbres raras, por modas,  música, canciones, los medios audiovisuales, película de terror, violencia y demasiada acción en la TV, cine, internet, etc., mal expuestas u ofrecidas al público, donde han escapado de todo control de las entidades rectoras. Muchos de ellos son también parte de ese “ejército de anomias”, situación de la que no se dan cuenta y por eso “dejan hacer, dejan pasar”.

Sólo queda, a aquellos que aún preservan sus valores y buenas costumbres, su conciencia y fines altruistas, mantenerse firme en esos valores, costumbres y anhelos, para no ser víctimas, ni ser contagiados con la “enfermedad” del siglo 21, que está gobernando al mundo: La anomia.

Lima-Perú, Noviembre 2012.

 

 

 

CEREMONIA DE JURAMENTACION DE LOS 130 CONGRESISTAS 22-07-16 PERU | PERIODO 2016 - 2021
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com